Curiosidades sobre los medicamentos

Seis cosas que seguramente no sabías sobre los fármacos

La palabra “fármaco” deriva del griego “pharmakon”, que significa “remedio”, “cura” y también “veneno”. Y es que la técnica de curar o aliviar enfermedades mediante diversas sustancias de origen animal, vegetal o mineral tiene ya miles de años.

Los estudios de Farmacia son el resultado de esos miles de años de experimentos e investigaciones que han generado también muchas anécdotas y curiosidades.

Hoy te explicamos algunas.

¿Existe algún medicamento inocuo?

No. No existe ninguno. De hecho, si fuera inocuo, dejaría de ser un medicamento.

Además, todos los fármacos presentan efectos secundarios. Algunos muy leves, como, por ejemplo, los que pueden tomar las embarazadas y los elaborados para niños menores de 2 años. Y otros importantes, como los que se usan para tratar enfermedades como el cáncer.

Por eso, es muy importante seguir las indicaciones de tu médico o farmacéutico en lo que se refiere a la administración del medicamento

¿Cuál es el medicamento más antiguo?

Aunque ya hemos dicho que el uso de sustancias con fines terapéuticos, especialmente hierbas, data de miles de años de antigüedad, el primer fármaco reconocido como tal “solo” tiene 120 años.

Se trata de la aspirina, comercializada por los laboratorios Bayer en 1899. Un medicamento tan popular que todavía hoy se encuentra en los botiquines caseros. Cada segundo, se consumen 2.500 aspirinas en todo el mundo

¿Y el más caro?

Este récord lo ostenta Soliris, un fármaco para el tratamiento de una enfermedad rara y crónica, llamada hemoglobinuria paroxística nocturna, y que destruye los glóbulos rojos.

Afortunadamente, se trata de una enfermedad muy poco habitual, porque el tratamiento cuesta 240.000 euros… ¡cada año!

¿Y el más adictivo?

Son muchos los fármacos que provocan adicción, pero la palma se la llevan los opioides. Por sus efectos calmantes, estos medicamentos que se fabrican a partir del látex de la planta adormidera, se ha utilizado en distintas épocas como calmante de la tos, anestésico o analgésico.

Todos los opioides están sometidos a un severo control oficial y generalmente se administra en el ámbito clínico, aunque hace años se comercializaba en farmacias.

¿Y el fármaco más tóxico?

Es la toxina botulínica, un poderoso paralizante muscular que se extrae de la bacteria Clostridium botulinum.

Más conocida como bótox, esta toxina se conoce por su uso en los tratamientos estéticos. Pero tiene otros muchos usos en diversas patologías oculares, psiquiátricas y neuronales.

¿Cuál es el medicamento más recetado en el mundo?

Sin duda, el más consumido es la aspirina, que puede consumirse sin receta. Pero estamos hablando del más prescrito por los médicos. Y este es la Simvastatina, un producto para diversos desarreglos vasculares, entre ellos el colesterol alto.

Nos encantaría que este medicamento se recetara menos. Eso significaría que nuestros hábitos son más saludables.

 

¡Hasta pronto!