Dieta para la primavera

En abril y mayo las huertas ofrecen un espectáculo. Los verdes de la acelga o los guisantes se mezclan con las calabazas, los trigueros, las lechugas de todos los colores o los tomates que poco a poco adquieren ese apetitoso color rojo.

Seguir leyendo